La Pascasia, un año trabajando por el arte

Desde que este centro cultural abrió sus puertas se convirtió en un referente para el arte de la ciudad. La casa, que antes era una residencia familiar, es hoy un espacio de encuentro para las artes en uno de los barrios más importantes de Medellín: el Callejón Guanteros.

Aunque la fachada es la de una casa tradicional paisa, su puerta y sus ventanas de madera dejan ver una galería al interior. Allí, donde hoy se exponen obras de arte, solían ubicarse las habitaciones de la casa. Ahora la cocina es un bar y la parte trasera, que antes servía como bodega para máquinas de confección, se convierte cada noche en un espacio para el cine, la música y la tertulia.

En el medio de la casa, un patio lleno de plantas: un tótumo y helechos rodeados de un pasillo con baldosas viejas son recordatorios de que el lugar existe desde hace mucho; solo se ha modificado un poco y está allí para transformar también a quienes lo visitan.

Mientras se está en La Pascasia puede escucharse música de diferentes géneros. Pasando por el bolero y llegando a la salsa, sonidos que llegan desde Inglaterra hasta ritmos del Pacífico, generan un viaje por diferentes lugares y sonoridades.

Algo parecido sucede con los artistas que llegan a la casa con la intención de presentarse en la sala de conciertos. Si bien no hay limitaciones de géneros ni estilos musicales, Robledo es claro cuando habla de lo que deben hacer quienes quieran utilizar este espacio: “la casa obedece a un sistema de trabajo cooperativo y son decisiones que se toman horizontalmente. Se comparten las propuestas y se decide siempre en dirección a lo que creemos que es importante: respetar el oficio (del músico) y abordarlo con responsabilidad”, afirma.

Este principio permite que quienes se toman este escenario para exhibir su arte, generen un aporte al fortalecimiento del centro como un espacio de encuentro para la cultura.

Y es que su apuesta para recuperar esta zona de la ciudad, usualmente asociada con problemas de seguridad, está encaminada hacia lo que llaman una solución alternativa.

Para ellos, las iniciativas que hoy se adelantan como Caminá pa´l Centro son claves al momento de solucionar estos inconvenientes, pues logran convocar a las personas a diferentes actividades que en la zona se desarrollan. El centro es y existe: hace falta habitarlo para hacerlo más seguro.
Hashtags
#LaPascasia
#MúsicaCorriente
#Centro

Autor

Luisa María García Correa

Fecha de publicación

22 de julio de 2017

Correo electrónico

lumariagarcia@gmail.com

Artículos recomendados

0 Comentarios

Siguenos en redes

Conoce más de #CompásUrbano

Patrocinadores

Aliados